Dulce decadencia y el sistema solar

He estado unos días fuera. Sinceramente no me gusta viajar sola, pero a veces es inevitable.  Aunque tengo que reconocer que cada vez me organizo mejor. Porque hago lo que se me viene en gana, con el horario y los sitios.

Da gusto vagar sin rumbo fijo. Salia con un plan y según como se daba el tema, lo seguía o lo cambiaba. Esa libertad es fabulosa.

Cuando viajo no me obsesiono por querer conocer todo y ver todo.  Esta vez por ejemplo, he ido a Lisboa, que no conocía.  Con la firme propuesta que no iba a ir a museos si hacia buen tiempo. Con todo los viajes que he hecho, poco me queda por ver en un museo como curiosidad.

Cumplo con mi palabra. Aunque fui a dos museos porque el domingo por la mañana eran gratis, y menos mal porque si hubiera pagado más de 10€ por cada entrada y lo que vi, me hubiera cabreado. Aunque parte de la sala de Lalike que vi, me impresiono gratamente por supuesto.

Tengo que decir que Lisboa es una ciudad bonita, con una cierta decadencia por falta de inversión en rehabilitación, pero se que cuando tengan dinero la arreglaran. Porque hay muchos edificios cerrados esperando que los arreglen, pero no es como en España que lo antiguo se tira abajo. Se agradece los planes de protección arquitectónica que tienen sus edificios.

También es de contrastes. Por ejemplo, un café te sale 70 céntimos y una entrada para ver una simple vista en una terraza 9€. No hay relación. De más esta decir que preferí tomarme el café y no ver la vista.

Igual si me preguntaran, diría que es una hermosa ciudad rompe piernas. Las benditas 7 colinas, te matan. Pero bueno como dice alguien cercano “es el mal del turista“. Y si, me he subido al tranvía 28.

Hace muchos años que quiero un mobil con el sistema solar.  Pensaras, menuda chorrada y a que bien?. Puede ser. Pero de casualidad o como digo yo.. las casualidades no existen, me he hecho con los planetas a escala en el viaje. Ahora me toca hacer el mobil. Que bien.

Os he contado que tengo debilidad por los mobiles para los techos? Pues si, los adoro, tengo un montón.

 

2 comentarios sobre “Dulce decadencia y el sistema solar

    1. Si, fantásticos a la tarde con una taza de te en una terraza. Aunque no muchos, porque no soy muy dulcera. Sabes que fue lo que más me gusto de ellos? su tamaño, perfecto para un bocado.

Deja un comentario