La ciudad se expande para mi perrita y yo

Hace muchos años, con mi primer perro Verdi, viaje mucho. Llegamos a París, y anduvimos por todos lados incluido en el metro, sin problemas, con correa y listo. Hoy he experimentado la misma sensación en Madrid, luego de más de 15 años, con la perrita que tengo ahora que se llama Pampa.

Porque al fin, Madrid se ha convertido en “doog friendly”, más o menos con los perros en el metro. Ahora de repente, los paseos se pueden hacer más largos, porque total si nos cansamos nos volvemos en metro.

Que gusto por Dios. 

Se que ha mucha gente no le gustan los perros y siempre piensan que molestan. Pero los que son educados y se portan bien, como la mía, porque no podía ir junto a mi, sin molestar a nadie como hace tanto tiempo en París?

Hay que cumplir unas normas, llevar correa corta, bozal, entrar en el último vagón. Pero bueno, es el precio por poder viajar con nuestras mascotas. 

No os podéis imaginar lo que significa para nosotros. No tener que depender del coche, o de un taxi, o de tener que caminar mucho para volver a casa. Los paseos ahora serán largos, sin destino final, total, con tal de tener una estación cercana nos vale.

Algo bueno, que tengo que decir han logrado El Refugio y la presidenta de la Comunidad de Madrid, “la Cifuentes”, coloquialmente. Lo prometió en campaña electoral, y lo ha cumplido. Cuando los políticos no cumplen por norma nunca lo que prometen, hay que agradecer que lo hagan, como esto.

La ciudad para nosotras dos, de repente se ha plegado y todo esta cerca. Porque si Madrid tiene algo bueno, es una excelente red de Metro. Aleluya…

pd: Quien nos invita a comer el finde que viene? llegamos en metro aunque este lejos…. si tiene piscina estaría fenomenal. jjjjj

 

Etiquetado: /

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: