Y de repente…

de repente… tengo tiempo, no tengo mayores contratiempos, pasé la mala raya, solucioné problemas….tengo todo abierto a mi paso. Y pierdo el tiempo en tonterías. 

Dicen que el oro del futuro será, “tener tiempo”. Yo lo tengo ahora, y me doy cuenta que lo desperdicio. Bueno más o menos. Aun estoy organizando cosas en la casa nueva, tirando cosas viejas, haciendo lugar para nuevos aires, desechando lo viejo, etc, etc.

Pero este trabajo que es arduo y cansino, no me saca la sensación que estoy “perdiendo el tiempo”.

No existe nada mejor que organizar tu vida, que hacer una mudanza. Te das cuenta que tenías un montón de cosas que ya no usas, o que no solo tenias una cosa, tenías hasta tres de la misma. Para no olvidar este concepto, me he centrado en que en mi caso tengo “tres” cepillos de la ropa a la vez. Para que? cuando compré tres? si puedo usar uno a la vez. Dos son de distinto modelo, vale lo entiendo, pero otros dos son iguales. Entonces me sigo preguntando… en qué momento compre dos cosas iguales?

Evidentemente esto me lleva a darme cuenta, que no solo he tirado el dinero, sino que no he sabido optimizar el tiempo. Que llevo mucho pero que mucho tiempo, perdiendo el tiempo.

Y ahora que intento estar más organizada, ya soy consciente de esto, perdemos el tiempo, y mucho. Pero también he llegado a un punto que me pregunto… y en que uso el tiempo que tengo???

uis, no se si esta pregunta es aún más perturbadora para mí que darse cuenta de que he acumulado un montón, que he perdido el tiempo porque no le he dado importancia.

Anoche me levanté a las 4 de la mañana pensando que estaba teniendo un ataque al corazón. Tenía un dolor agudo en el centro del esternón. Me levante, me intenté serenarme, respire hondo y  me tome un vaso de agua que lo hizo desaparecer.

Pero me he levantado con la sensación, y si hubiera sido un ataque?. Estoy en edad, y mi vida es lo suficientemente estresante, para tenerlo…

Así que mejor, encuentro una solución para esa sensación de que estoy perdiendo el tiempo. Para terminar de poner orden a todo lo que me rodea. Como descubrir que me faltan cajones para guardar cosas.Que por lo tanto irán al punto limpio.

imagen via @dream-marauder.tumblr.com
Etiquetado: / / / /

2 comentarios en «Y de repente…»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *