Todos ocultamos algo, siempre

en

Visto lo visto, que está pasando con Cristina Cifuentes, que luego de lo del master, me he dado cuenta que todos ocultamos algo, siempre. Como se dice en el argot popular, “no hay que serlo sino también parecerlo“.

Lamentablemente creo que a Cifuentes, con esto le han dado en toda la línea de flotación, y está muerta políticamente. No creo que sea una corrupta, sino que le han buscado algo, hasta que ha aparecido la falta de claridad con el master. Buscaron, buscaron hasta que encontraron.

Porque, lamentablemente, todos ocultamos siempre algo. El que diga que no, que tire la primera piedra. Os aseguro que no habrá nadie, que la tire.

A raíz de todo esto, me he puesto a pensar en mi vida, y si, yo también tengo cosas que oculto, y que seguirán así, os aseguro. Cosas que por circunstancias, tiempo y entorno, se hicieron sabiendo que no era muy políticamente correcto, o que rozaban la ilegalidad para ayudarme en un cometido mejor. 

Pues si, las tengo. Muy posiblemente, todos esos que se rasgan las vestiduras en lo que hizo Cifuentes, las tengan también, pero es más fácil criticar y pedir su muerte política, por sus propios intereses. No soy una santa ni un ángel, ni nunca lo he pretendido ser. Pero recordando, he tenido puntos oscuros, como esos o algo parecido. La verdad es que en mi vida ha sido intrascendente, porque no es pública, y no me pagan un sueldo por una actividad oficial.  Yo no soy Cifuentes.

Lamentablemente, lo han conseguido, porque no creo que pueda seguir más a flote. Si resiste, la agonía será larga y sin punto de retorno. La duda siempre estará en su vida y en su futuro.

En esta vida moderna, se buscan las cosquillas a todo. Se saca punta a todo. Es insufrible. Antes era la envidia, ahora es buscar la roña para machacar. 

Menudo mundo de m… en que vivimos. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *