Frustración

Algo que es bastante común en estos tiempo, es sentirse “frustrado”. Es más común de lo que pensamos. Porque la sociedad, desde que nacemos, nos mete presión de que todo se puede, de que todo se consigue con esfuerzo y constancia. Puede que sea asi, pero no todo es blanco o negro.

Muchas cosas, sobre todo las que nos crean esa frustración, lo hacen porque no dependen de nosotros. Cuando lo que ocasiona este sentimiento, involucra a otra gente, es cuando ya es incontrolabre por parte nuestra.

Sentirse frustrado por no salir adelante con una situación, porque esta depende de otra persona que no se involucra como tú en todo, porque no le importa tanto como a ti, está a la orden del día.

Ponte a pensar sino es así? Cuantas cosas no dependen de nosotros, y por eso igual nos machacamos tanto o nos desvaloramos en el esfuerzo, o sentimos culpa? Pues sí.

Porque es la sociedad que nos exige “casi la perfección”, y nos resta muchas de las armas que tenemos para cumplir con lo preestablecido al tener que depender del hacer de otro. Os puedo asegurar que aunque no nos demos cuenta, pasa a diario en la vida de todos.

Es muy difícil salir solos adelante en estos tiempos. Se necesita del esfuerzo y constantica de varios, según cada situación. El mundo no está hecho para ni vivir solos, ni sentirse solos, ni hacer las cosas solo. El mundo está formado para vivir en sociedad, en grupo, desde los anales del tiempo.

Entonces como no nos vamos a sentir frustrados si lo que queremos lograr, depende no solo de mí, sino del que tengo al lado, y este no hace nada por poner el hombro.

Es frustrante toda la situación. Y día a día, pienso como solucionarlo, pero como he dicho antes, solo poco se puede hacer.

Entonces, ¿para que nos fustigamos? Hay que tener muy claro que:

“Uno lo intenta y si no se logra el objetivo, porque el otro pilar del desarrollo no pone empeño, no es culpa nuestra.”

La tan omnipresente “culpa”, que esta vida nos quiere cargar siempre. No es culpa nuestra nada que no depende solo de nosotros y no salga, ni es culpa nuestra que otros no hagan las cosas como las deban hacer.

Y son tantos que uno pierde la cuenta.

Por eso, como siempre mi mejor consejo dado por mi experiencia es, deja esa “culpa” de lado, si te esfuerzas por salir adelante. Si esto no puede ser, habrá otra cosa esperando en el horizonte, y por supuesto, busca otra gente para llevarla a cabo, no te quedes con los que te dejaron con ese sentimiento de “frustración y culpa”. Cambia.

Ya lo decía Einstein, “si quieres un resultado distinto en algo, no hagas siempre lo mismo”. Yo agregaría “si quieres un resultado distino en algo que no salio por él que tienes junto a ti, cámbialo ya”

Vive, ama, disfruta de la vida, que es lo suficientemente corta para que los de al lado te la jodan @pensarenelatasco Clic para tuitear

O como decía Coco “no golpees más la pared con tu cabeza, queriendo abrir una puerta que no existe.” Esto es el mejor consejo para mi hoy en día.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *