Últimamente, cuando abro un libro en una biblioteca olvidada por mi, suelo encontrar papeles, o fotos viejas y olvidadas. Me paso con una foto hace poco, y me hizo sonreír al verla. Qué época pensé.

O papeles con mensajes o como este texto, una bendición irlandesa, según dice en el texto, pero no tengo ni idea si será verdad. Lo encontré dentro de un libro, en la casa de mis padres. Un libro que posiblemente no se ha abierto en los últimos 20 años o más. Y me gustó, por eso lo comparto con vosotros. Y dice…

Que el camino salga a tu encuentro.
Que el viento siempre esté detrás de ti.
Y la lluvia caiga suave sobre tus campos.
Recuerda siempre olvidar las cosas 
que te entristecieron.
Pero nunca te olvides de recordar 
las cosas que te alegraron.
Que tus bolsillos estén pesados y tu corazón ligero.
Qué la buena suerte te persiga, cada día y cada noche.
Que aquellos a quienes amas, estén cerca de ti.
¡Que todo lo que tu corazón desee se cumpla!
¡Que no conozcas nada más que la felicidad
desde este día en adelante!

Que tengas una buena semana.