Este será mi mantra desde hoy.  Es importante tener mantras que nos indiquen o nos focalicen en lo que es importante y lo que no. 

Hace mucho tiempo que me he dado cuenta que la vida va tan rápido que de un día para otro se complica, ya sea por temas tuyos o de los demás. Esa frase, “siempre pasa algo”, es una verdad, tanto bueno como no tanto.

Por eso son importantes para mi los mantras. O lo que yo llamo mantras. Antes era “será lo que tenga que ser” o “Dios proveerá“. Hoy es este, “el ayer ya pasó, el mañana no existe solo importa el hoy“.

Mientras espero cambiar ya a lo que considero definitivo, mi web de trabajo, por el enésimo cambio de la tecnología, me he puesto a pensar en esto.

En una semana, he pasado de un tiempo idílico, haciendo lo que me gusta, pintar en otro país, a estar preocupada por alguien cercano y querido, y luego a que otra persona me de vuelta mi propia vida, poniéndola patas arriba, sin quererlo eso también hay que decirlo, en ambos casos.

El ayer ya pasó, el mañana no existe, solo es importante el hoy. Vive el hoy. Clic para tuitear

Así que, ahora hay que ir con todo paso a paso, y resolviendo la cosas de una en una. Ya lo decía mi abuelo “si los problemas tienen solución, ponte manos a la obra, y sino habrá que aprender a vivir con ellos“.Paso a paso, pasito a pasito como dice la canción.

Así que mi consejo hoy es…

Vive, ama, y sobre todo piensa solo en disfrutar el hoy, que el ayer ya paso y el mañana no existe. Que la vida es muy corta. Dile a alguien que le quieres. Dale a alguien un abrazo. Échate unas risas. Sonríe a la desesperanza, que siempre hay una luz al final del túnel, sea cual sea el destino.

Y si eso no funciona, tomate un buen gin tonic a mi salud.

Imagen colage by Franz Falckenhaus