Aquí no hay que preguntar” (hier ist kein Warum) porque no hay respuestas que dar, ya que esto no tiene sentido.

Esta expresión en alemán, se usaba mucho para los campos de concentración. Nadie preguntaba nada, pero sabia que pasaba.

Son tantas las cosas que pasan hoy en día en el mundo, que esta expresión está mas actual que nunca. Cuantas cosas no tienen sentido, pero las aceptamos y no, nos rebelamos contra ellas. Es más, mantenemos bastante silencio sobre los temas.

Negar o callarse de las cosas que pasan en el mundo y nuestra realidad, es ser cómplice de lo que no esta bien. Clic para tuitear

Un ejemplo, lo de los refugiados en Europa. O los bloqueos de los políticos sin pensar en la gente, o deshacer lo que han hecho otros, por despecho, etc. etc. Todo el mundo se horroriza, sabe lo que esta pasando pero hay una neblina que no disipa nada, y todo sigue igual. 
Evidentemente no voy a gritar “a las barricadas”. Porque la violencia o pelea no lleva a nada.

Pero no te parece que el mundo está demasiado “quieto”, con las barbaridades que pasan? Aceptamos lo inaceptable, tragando lo que sea sin chistar.

Y me he dado cuenta, que lo que me produce “ansiedad” es eso, la inacción generalizada. Me rebela. Y recuerda a ese discurso de Martin Niemöller , que decía….
“Primero vinieron a buscar a los comunistas y no dije nada porque yo no era comunista.
Luego vinieron por los judíos y no dije nada porque yo no era judío.
Luego vinieron por los sindicalistas y no dije nada porque yo no era sindicalista.
Luego vinieron por los católicos y no dije nada porque yo era protestante.
Luego vinieron por mí pero, para entonces, ya no quedaba nadie que dijera nada”

Así que mi consejo de hoy es…

Vive, ama y exprésate contra lo que consideras que esta mal. Sino, con tu silencio, propicias que esas cosas sigan sucediendo. No seas cómplice. O “pasivo consciente” y voluntario de los que nos quieren imponer lo que no esta bien, no es correcto o es negacionista cuando las evidencias están ante tus narices, como lo del cambio climático.

 imagen de @ JASON WEINGART, CAZADOR DE TORMENTAS