Sabes lo que te digo, “te quiero”

En estos días de aislamiento obligatorio por el coronavirus, me he sentado aqui, frente a la pantalla y viendo el sol que ilumina mi balcón, a mi perrito mirando la gente pasar, y yo sintiendo que el tiempo pasa lento, muy lento, me he puesto a pensar en lo poco que decimos “te quiero”. 

No “te quiero” románticamente, que eso también, evidentemente el que esta en pareja y lo puede decir. Sino ese “te quiero” a los amigos, a los padres, a los hijos. A la gente que tenemos cerca.

A veces veo en las películas, que los personajes no se van o se vuelven cuando salen, porque nunca se van sin decir adiós o hasta luego. Y nosotros los del mundo real, ¿lo hacemos?. 

La mayoría de las veces no. Soy bastante crítica en eso. Porque yo tampoco lo hacía cuando vivía con alguien. Las causas no las tengo claras, y como la tónica moderna es echar la culpa a alguien o algo, diré que la culpa la tiene la vida ajetreada que llevamos

Pero en el fondo, es la propia tontería nuestra. Nos creemos grandes, autosuficientes, que podemos con todo, poderosos, y pasamos de esas niñerías. Que tontería.

Ahora cuando uno está aislado como yo y esta ciudad, por la emergencia sanitaria, me doy cuenta que bonito es que estar con gente que te diga lo importante que eres para ellos con un simple “te quiero”.

Bueno hace mucho que me he dado cuenta de esto, pero en estos días de aún más soledad, no impuesta sino obligatoria, necesito gritar a los cuatro vientos “te quiero” amigo. 

Así que mi consejo para esta época oscura, que tenemos y que si aún no la tienes, te llegará…porque es mundial.

Vive, ama y dile a los cercanos que los quieres, que les extrañas. Que les deseas lo mejor, que son importantes para ti aunque estén lejos sea por las causas que sea. Preocúpate por tus amigos, pilla el teléfono y llámalos. Pregúntales cómo están pasando esto. Dile que les quieres, que les extrañas. No te lo guardes. No son tiempos para hacerlo. 

Es preferible pasar por “empalagosa y sentimental” diciendo mil veces “te quiero”, qué no decirlo nunca. 

Llenemos el mundo de “te quiero”, de “estoy contigo para lo bueno y para lo malo”. Hagamos una oda de amor y “te quiero”. Quizás nos invada el virus a todos, lo pasemos mejor o peor unos u otros, pero hagamos sentir que no están solos. Que estamos todos juntos en esto y lo superaremos. Ya que no podemos tocar o abrazar por el virus, que lo digamos en palabras. 

Di “te quiero”. Y si le agregas “mucho”, aun mil veces mejor.

 imagen @Rui Veiga

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *