La intuición y no la razón …

.. atesora la clave de las verdades fundamentales
Buda

Hace muchos años, en esas cosas que nos gustan a las mujeres, que el vulgo llama esoterismo, me dijeron que yo era una persona con un sexto sentido pero que aun no lo tenía desarrollado. Que con los años se me despertaría.
Ojo, no es un sexto sentido que vea muertos. Si esto me pasaría me moriría ahí mismo de un síncope. Se referían al sexto sentido de la intuición.

Intuición= la percepción íntima e instantánea de una idea o verdad. O la facultad humana de entender algo sin razonamiento, lógica o sentidos

Pues mi madre, que era una señora muy señorona, también alguna vez me había dicho “hazle caso a tu intuición”.

Los años han pasado y, con el tiempo, es verdad que la he desarrollado, aunque no todo lo que me gustaría. Aunque estos últimos meses ya me está mosqueando porque creo que esta pasando a otro nivel. Ya no me quedo en percibir con una claridad pasmosa las cosas como son en realidad, cosa que me mosquea un montón, pues me gustaría vivir más engañada de la realidad, pero esto mejor para otro post.

A lo que iba.

Ahora de repente estoy pensando en una persona y me llama por teléfono a los 5 min. Se que algo no va a pasar aunque todos creen que si, hasta que se enteran que se ha suspendido. O que alguien que ha quedado contigo tal día y tal hora, no va a aparecer o va a anularlo antes que pase.

En realidad estos últimos ejemplo me llamaba la atención hasta ayer, porque se han repetido estos últimos meses hasta la saciedad.
Ahora he ido más allá, y por ej, subía una escalera para que desde la cabina de seguridad de un centro de comercial llamaran a una persona que le debía dejar un sobre, aunque ella no sabía que yo iba. Y al subir, de repente mi cabeza me dice “seguro te la encontras ahora arriba”. Así fue. Estaba arriba. Fue como si mi inconsciente o intuición supiera antes que mi yo consciente que ella estaba arriba.
Me ha sorprendido mucho.

Me pregunto, y si sueño unos números juego a la primi? Quizás debería hacer caso también a estas cosas no?
(suspiro)
En realidad, iba caminando y tuve un pensamiento  con un número. He hecho caso a eso que llaman “intuición”, y he comprado lotería con ese número. Tendré que esperar, porque es para Navidad, pero y si cae?

Habrá que ver, si soy tonta por creermelo o si verdaderamente tengo intuición marcada, y tengo  “la clave de las verdades fundamentales ” como decía Buda.

Esperando de saber la duda que se ha planteado, os dejo un regalo para el fin de semana de las poesías que me gusta mucho… Y que aún leo y siempre pienso.. ¿sigo yo queriendo llegar a mi Itaca? …siempre

Itaca
Si vas a emprender el viaje hacia Itaca
Pide que tu camino sea largo,
Rico en experiencias, en conocimiento.
A Lestrigones y a Cíclopes
o al airado Poseidón nunca temas,
no hallarás tales seres en tu ruta
si alto es tu pensamiento y limpia
la emoción de tu espíritu y tu cuerpo.
A Lestrigones ni a Cíclopes
ni al fiero Poseidón hallarás nunca,
si no los llevas dentro de tu alma,
si no es tu alma quien ante ti los pone.

Pide que tu camino sea largo.
Que numerosas sean las mañanas de verano
en que con placer, felizmente
arribes a bahías nunca vistas;
detente en los emporios de Fenicia
y adquiere hermosas mercancías,
madreperla y coral, ámbar y ébano,
aromas deliciosos y diversos,
cuanto puedas invierte en voluptuosos y delicados perfumes;
visita muchas ciudades de Egipto
y con avidez aprende de sus sabios.

Ten siempre en la memoria a Ítaca.
Llegar allí es tu meta.
Mas no apresures el viaje.
Mejor que se extienda largos años
y en tu vejez arribes a la isla
con cuanto hayas ganado en el camino,
sin esperar que Itaca te enriquezca.

Ítaca te regaló un hermoso viaje,
sin ella el camino no hubieras emprendido,
mas ninguna otra cosa puede darte.
Aunque pobre la encuentres, Itaca no te engañó.
Rico en saber y en vida como has vuelto,
comprendes ya qué significan las Itacas.
(K. Kavafis)

3 comentarios en «La intuición y no la razón …»

  1. A mi también me encanta esa poesia y efectivamente nena dirige tu radar extrasensorial hacia las loterias y apuestas del estado que son más rentables que la arquitectura, menuda chavola te ibas a construir, anda haber si sueñas con una mansión del copetín y luego por supuesto invitame a una fiesta, que no me la querría perder. Seguro que iba.

  2. Hacía mucho que no volvía a leer ese poema. Siempre es pertinente para no olvidar que la meta no es sino lo que nos motiva al viaje; pero lo importante es el viaje. Todos decimos que lo sabemos, pero con muchísima frecuencia actuamos como si no. Un beso.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: