Un mar de ideas

Dicen que escribir es terapéutico, y puede que tengan razón. A mi me gusta escribir, pero tengo que decir que escribir todos los días algo es agotador, cuando no es tu profesión. Requiere mucha constancia, y en mi, a veces es imposible para muchas cosas, y para escribir parece que también. Yo lo intente, pero solo llegue al día 45. Mes y medio no estaba mal, pero no pude seguir más. Me lo puse como reto, (lo puedes leer en el índice como reto 1 y 2) pero no llegué al objetivo.

Escribir es un ejercicio que hace que nos centramos. No es lo mismo escribir una historia, que va creciendo día a día, que lleva un desarrollo, a tener todos los días que escribir sobre algo, lo que sea.

Yo creía que era mucho más fácil de lo que resultó. Posiblemente porque uno quiere escribir algo coherente, y no siempre se puede.

Reconozco que cuando tengo ansiedad, secuela del año 2020, y que mi médica me recomendó hacer yoga como medicina contra eso, y no hice caso porque me parecía peregrino, el escribir en papel a mano, me relaja. Siempre con pluma de tinta. Parece que hace un efecto increíble en mi ánimo. No se muy bien como funciona, pero en mi lo hace.

No me extraña, luego de la experiencia de escribir algo a diario, que haya encontrado la explicación a tanto relleno, paridas y demás cosas sin sentido que uno encuentra hoy en día en la prensa y los medios digitales. Es tal la necesidad de relleno del tiempo y el espacio, que se hace imposible hacerlo con cosas de calidad.

No se puede, porque una persona no está igual todos los días, no siempre tienes cosas interesantes que contar, y sobre todo la vida diario te deja en blanco.

Todo va tan rápido, todo es hoy en día tan efímero, que escribir algo de calidad o digamos que con algo de contenido serio, es imposible hacerlo todos los días.  No me sorprende que todos los gurus de las redes sociales, hablen de contenidos de calidad. Uno mira por ahí, y el 95% de lo que encuentra no lo es.

Lo mejor es centrarse en lo cotidiano, y si quieres escribir como terapia, se haga sobre eso. Por eso la importancia de este blog para mi.

¿Qué es lo que nos gusta leer o encontrar por ahí? quizás esa es la respuesta a la gran pregunta… para qué escribimos?

Os recomiendo leer este artículo, donde reflexionan sobre escribir como terapia. Es muy interesante.

Seguiré escribiendo ya sea a mano o en el portatil, pero seguiré porque he encontrado en este medio, algo que hace que uno centre sus pensamientos, le dé una ubicación cuerda a todo, aunque a veces lo que vivimos sea impredecible o tan loco, que hace que nuestra realidad sea en sí misma una historia para contar.

Y tú? has probado escribir como terapia? No importa sobre qué, lo que vale es expresar ideas y sentimientos. Prueba. Hazlo para ti, verás lo que consigues.

 

2 comentarios en «Un mar de ideas»

  1. Muy cierto lo que dices. No se puede escribir siempre con calidad, y eso se nota en las redes. El contenido vacío de los artículo compite con los contenidos estandarizados, donde no se aporta nada novedoso. Abrazo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: