Crónica dominguera: La vie en rose, ou pas?

Hola a todos. Menuda semana, y como yo siempre digo “y yo me la quería perder“. No voy a contar penurias porque no es mi intención en esta crónica, pero ha sido movidita en todos los aspectos, externos e internos. Lo que confirma empíricamente que “la gente está de los nervios y perdida, en general”. Lo más probable que yo también, no dejo de estar en el mundo. Pero intento no estarlo. Como será que la mañana del sábado, me sentía como si me hubiera pasado un tren por encima, agotada. Hacía mucho que no tenía esa sensación. No era solo físico que también, era todo. Y me daba cuenta que difícil se hacía todo cuando las cosas que son importantes para ti, y prioritarias,  no dependen de ti sino de los que están junto a ti. Es la vida que yo he elegido o he sustentado, no me arrepiento, pero me da mucha desesperanza darme cuenta que no depende de mi.

Esta semana he vuelto a escuchar “los sueños se hacen realidad, siempre”. Mentira. Otros te dicen “esfuérzate, y lo conseguirás”. Mentira también. Por más que pongas empeño, esfuerzo, trabajo, dedicación, cuánto hay otra gente que no lo hace, y debería, es imposible. Por eso siempre digo “las cosas se consiguen si te dejan que lo hagas”, la gente, las circunstancias, el tiempo. Nada, o casi nada depende solo de nosotros. En mi caso, mucho no depende de mí. Y eso me enferma. Ojalá fuera de otra manera, así no me sentiría tan frustrada como me siento. Pero es lo que hay, o lo cambio, cosa casi imposible en estos tiempos y por mi edad, o lo sigo aguantando por necesidad. Creo que no tengo otra opción que lo segundo.

En otro orden de cosas, os cuento que la acuarela de la Gran Vía que hice para un regalo, ha gustado y mucho. Se emocionó cuando la vio. Luego de los agradecimientos, halagos, etc, etc. Me quedé pensando, qué raros que somos. Si todos te dicen “Lu, me encantan tus dibujos” ¿porque tu no los valoras? en igual medida, y los ves como unos del montón. Esto tiene un trasfondo que viene de lejos. Quizás porque a la persona que si me hubiera gustado que me dijera “me encanta”, nunca lo hizo. Nunca valoró mi vena artística. Siempre eran otras cosas pero no esa que era importante para mí. Posiblemente por eso no lo valoro yo. “Carne de diván”, dirían en Argentina. (suspiro) Posiblemente.

Hoy parezco triste, puede, pero estoy cansada, más de lo habitual. Nada más.

Esta semana he empezado a restablecer mi “jardín privado”, que luego de los -20 de enero por más que estaban protegidas, casi no ha sobrevivido ninguna planta. He tenido que tirar casi el 90% de lo que tenía en el balcón, quemado por el frío. Ya tengo una azalea florecida y dos malvones con flores. Me causa gracias porque aquí a los malvones, los llamas geranios, aunque yo los seguiré llamando “malvones”. Estos giros idiomáticos siempre me han sorprendido. Por ejemplo los “jazmines”, esos que en primavera en Buenos Aires, los compramos en ramitos en la calle, y que a mamá y a mí, siempre nos gustaba tener en la mesita de luz.  Aquí los llaman “gardenias”. Posiblemente porque su nombre botánico es “gardenia jazminoide”. En este caso, me gusta el nombre y los llamo así, gardenias. Aunque ahora no tengo ninguno. Porque el clima de Madrid es complicado para ellos. Creo que como aquí empieza el buen tiempo, ya se huele a primavera, me pasare por un vivero esta semana a ver si me hago con más plantas. Verlas me alegra el corazón. Tengo que replantar algunos esquejes que salve del frío de la planta del dinero, y los he tenido en agua largando raíces. Y vaya si lo han hecho. Veremos si crecen, como el dinero o no

Bueno os dejo. Espero que todos estén bien. Y sigan cuidándose. Aquí lo intentamos, esta semana fui a la piscina dos veces. Qué gusto. Iba aterrada, lo reconozco, pero he superado el miedo. Ya me lo decía mi carta astral para este año, que el contacto con el agua era importante en mi vida. Me hace fenomenal. La semana que empieza intentaré ir tres veces. Ya que no puedo aun ir al mar, me conformaré con la piscina.

Y recuerden que esto también pasará.

nota: la imagen que acompaña este texto hoy es una que vi en Pinterest y simboliza mi semana. ( by Yaritza Ellison) Mi semana que no es una tipo “la vie en rose, ou pas?”. Que se acaba hoy febrero.

Etiquetado: