Si la vida te da limones, pues haz limonada

La frase del título de este post, es algo que últimamente se dice mucho. No tengo ni idea de donde salio, pero tiene cierta connotación conformista de la vida. Y si te dá piedras?? que harás, una lápida? Menuda chorrada.

Todas esas cosas que se dicen por querer “ser profundos”, denotan que al final, no tenemos ni idea, y me incluyo, de que es verdaderamente la vida y sus circunstancias. La tenemos, la disfrutamos como se puede, la sufrimos también, pero sabemos verdaderamente la parte filosófica de ella? Creo que no, sino no la definimos con frases relamidas y que solo tienen  sentido como texto para un cartel de impacto.

Esta moda, por llamarlo de alguna manera, del hombre moderno de frases bonitas, que se dicen posiblemente para hacernos pensar, no se de donde vienen. Yo también a veces las digo y las plasmó en un cartel. Me pregunto, pero son necesarias para abrirnos los ojos, y hacernos pensar en las cosas o no tienen ningún sentido.?

Si nos hacen pensar, vale me parece bien. Pueden ser un punto para que alguien se pare, y reflexione sobre una situación. Porque el verdadero problema es que con la vida que llevamos, muy pocos se ponen a reflexionar sobre las cosas.

Vivir no es solo eso, vivir y aceptar lo que viene con resignación. Sino también reflexionar porque aparecen las cosas y cómo las podemos llevar lo mejor posible. Pero nunca se tiene tiempo para eso, si tenemos que centrarnos en frases hechas para entender lo que nos pasa.

Si ocuparamos parte de nuestro tiempo, a parar y pensar en las cosas, no repetiriamos siempre los mismo errores, o no aceptamos lo que nos pasa solo porque si vienen, es porque debe ser así, y hay que adaptarse. No.

Evidentemente, si las cosas que vienen en nuestra vida son malas, habrá que apechugar, adaptarse y superarlo. Y si son buenas, igual agregando el disfrute de lo bueno que nos llegó. Porque como todo, desde que nacemos, llevamos subiendo y bajando, por el camino. Ni todo siempre es malo, ni todo siempre es bueno, nada es lineal.

Ayer leía a alguien que decía “si todo depende de la actitud”, ¿la actitud de qué depende?”. me hizo acordar cuando se dice “que es antes  el huevo o la gallina”.

Evidentemente la actitud no va a depender de una frase hecha. Dependerá de nosotros, de los factores que influyen en esa actitud, de cómo vemos o sentimos la vida o las situaciones. De tantas cosas depende, que me suena a la letra de una canción.

Pero si, algo tiene razón, todo depende de la actitud. La actitud que tengamos o que podamos tener según nos dejen, en afrontar lo bueno o lo malo de la vida. Y de las cosas que tengamos a mano para poder poner en práctica esa actitud, en este caso según parece serán los limones que nos de la vida para hacer limonada

Intenta que la vida no te de piedras, porque vaya a saber lo que puedas hacer con ellas. Tienes más variedad, si te da limones, que no solo hacen limonada sino unos fantásticos lemon pie, Y como todo, dependerá de la actitud que pongas en aprender a hacerlos, como todo en la vida.

Etiquetado:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: