Pararse, mirar y respirar

Llevamos mucho tiempos oscuros con tanto confinamiento y pandemia. Algunos dice que hay que sentar las bases de una nueva vida, cuando esto pase. Eso los más optimistas. Todos los demás, siguen tan negativos y cansantes como siempre.

No pretendo quejarme, es solo una reflexión, pero hoy lunes me he parado, y mirado a mi a todos lados, intento respirar profundamente, porque estoy saturada. Como todos, me imagino.

Ver algo positivo cerca es como encontrar una aguja en un pajar. Y la comunicación y noticias que  nos llega en cantidades infames diariamente, no ayuda para nada.

Se han dado cuenta que si uno lee los titulares de los periódicos, ninguno es positivo? Si hay alguno, entras a leer, y el que ha escrito la noticia se encarga que a la mitad, empiece lo negativo.

Es como las esquelas que salen de la gente conocida que fallece. Lamentablemente en estos tiempo de Covid, bastantes. Hablan de sus logros al principio, de sus recuerdos, y a la mitad  sacan lo negativo, o si tenía problemas con alguien, o con la justicia o lo que sea. Ni los muertos se salvan de la negatividad reinante en estos momentos en el mundo.

Qué decir si alguien ha ganado un premio, o un logro deportivo, o cualquier cosa que haya que celebrar. Lo mismo. Hablan bien, las primeras líneas y luego el zasca.

No se puede vivir siempre así. En lo negativo constantemente. No tengo ni idea si antes era así también, pero en estos tiempos, esta tendencia ha tomado tintes bíblicos.

No sé si es para meternos miedo, o para meternos en vereda y que no protestemos, o lo que sea. Pero no lo veo normal. Y si antes lo aceptaba, ahora ya no.

Por eso el pararse, ver donde uno está mirando para todos lados, y respirar profundamente pensando.. venga yo sigo que les den.

Ya no leo casi la prensa. Solo algunos artículos interesantes pero nada más. Como el de ayer, en EL País, sección cultural de Margaret Atwood, sobre las utopías. Muy recomendable.

No escucho programas de la tv, donde tertulianos, muchas veces desconocidos y sin base para hablar de lo que hablan, intentan dar cátedra sobre lo que sea. Y la radio tampoco, hace mucho que no me engancha.

No leo más prensa del corazón,  donde intentan mostrar vidas que muchas veces no son reales, como si no les olieran también los pies o no se tiraran pedetes. Y mira que antes me encantaba leer el Hola, pero ahora me aburre, son todos los artículos iguales. Los veo desfasados de la realidad 2021.

Y por supuesto, nada de informativos. Con solo pasar vista rápida a los titulares de un periódico online me basta para saber lo que pasa en el mundo. Porque están constantemente con lo mismo siempre. Jodido, bien jodido. Y sin miras de cambiar.

Lamentablemente, esto nos encierra más en nosotros mismos. Y si para colmo, la vida social se ha visto diezmada por la pandemia, que nos queda? Ver muchas series o películas. Pero esto es para otro tema, porque la calidad de las misma últimamente va en barrena como nuestra vida en el mundo. Si, hay muchas, pero que te enganchen??? pocas.

No sé si a ustedes le pasa lo mismo, pero los guiones en estos tiempos son predecibles. Antiguamente estaba el chiste que decía “el asesino es… ” antes de empezar la película. Ahora no se si es por ver tantas o que, ya sé lo que va a pasar antes que pase, y muy pocas veces me equivoco. Así que otro aburrimiento.

Soy consciente que en los tiempos que vivimos, hay que llenar la vida digital con tantas cosas e información, que se pierde calidad por esta acción. Está en nosotros hacer el filtro, porque el sistema no lo hará. 

Por eso muchos lunes, es importante pararse, mirar y respirar profundamente para dejar la mente en blanco y volver a empezar otra semana de rutina, de negatividad y de pandemia. Y aguantar.

Y sino que nos queda? la pregunta del millón.

 

Etiquetado:

2 comentarios en «Pararse, mirar y respirar»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: