1

He salido, llueve pero no es lluvia. Es más espesa.
Hace frio. Mucho frio.
La calle esta con resaca. Están vacías, pocos coches. De repente, los festejos se han terminado. Todo vuelve a la normalidad.
Quedan los recuerdos de los últimos días. En un instante te das cuenta, que lo que parecía que no iba a terminar, al final terminó.
Así se van las horas. Sin darnos cuenta.
Las luces se apagan hoy.
Las cajas vacías de sueños están ya en el contenedor.
Mañana empieza otra época.
Los días ya comienzan a ser más cortos. Casi imperceptiblemente, la luz vuelve a disminuir, robándole minutos a las horas de luz.
El ciclo de la vida sigue su curso.
¿Y? ¿Qué vas a hacer?

Post relacionados:

3 comentarios en «1»

  1. (la autora se da cuenta de la futilidad del tiempo y de la vanidad de las fiestas oropéndolas)
    (la cuestión está en que transforme esa energía un poco pantanosa en energía creativa)
    (seguro que lo vamos viendo)
    muchos besos de fin de fiesta

  2. Seguir la vida… aqui ya se nota un poco que el ultimo reducto de esta temporada se extinguira el proximo domingo, el lunes, niños a la escuela.

    Saludos

    El Enigma
    Nox atra cava circumvolat umbra

  3. “¿Y?¿Qué vas a hacer?”…

    Terminar de ahorrar, comprar un boleto por Iberia o Aeromexico (directo) a Madrid, pedir un taxi a Puerta del Sol, caminar al restaurante “Romar”, ordenar una fabada y una 1/2 de tinto (el de la casa, que es Rioja). Salir a ver el cielo azul-gris, dudar en tomar el TER a Salamanca, no hacerlo, suspirar hondo, y volar de nuevo a mi tierra, a seguir soñando… otros tantos años.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: