De todo un poco

Muchas cosas he visto, sentido y vivido estos últimos 15 días. Tantas cosas me han pasado por la cabeza que creo que aún estoy dispersa. Porque no hay nada mejor que viajar para revolver todo. Y si es a un país extranjero, con otro idioma, mejor aún.

Pues sí, ya he vuelto de mi viaje a Escocia. Podía hablar varios días de la experiencia, que ha sido maravillosa, pero me la guardo para mí. Solo diré que una tarde, entre otros sentimientos, he sentido algo que nunca había sentido. “Inmensidad”.

Si cierro los ojos, aún recuerdo lo que sentí, y espero que no desaparezca en mucho tiempo. Como si el alma se hubiera expandido, como si hubiera volado. Es muy extraña la situación que viví. No sé muy bien cómo explicarlo, salvo que sentí “inmensidad”.

Inmensidad es un sentimiento? no creo, pero es como si el alma se hubiera expandido al paisaje que estaba viendo. Ha sido mágico.

Muchas cosas han pasado en estos días. He conocido gente maravillosa, compañeras de viaje, que lo mínimo fue las risas a todo momento. Como me hacía falta eso, por Dios. Risas. En mi vida y mi entorno, con todo lo que paso estos meses, han estado bastante ausentes.

Gente que desinteresadamente y sin conocerte de nada, te dan su cariño, amistad, tiempo, preocupándose por ti en todo momento. Ya no recordaba lo que era eso. Con quienes puedes tomarte unos cuantos gin-tonics, con risas y más risas. Que puede haber mejor!!

Esta experiencia con ellas, me ha recordado a esos libros que he leído de 4 amigas que viajan en el tiempo a la edad media. Cuando lo leía me reía de las burradas de los comentarios de las protagonistas al contraste entre de donde venían y donde estaban. Pues salvando las diferencias, que no estábamos en el medioevo, pero si en Escocia, lo mismo, resguardándonos en el idioma diferente, las burradas estaban aseguradas. Maravillosos momentos, que escribiendo aquí lo hago con una sonrisa recordando.

Espero que podamos repetir, porque nos lo prometimos y nos queda de la mitad de la isla hacia arriba. Solo conocimos  el sur y parte del medio. Estoy seguro que encontraremos el momento de hacerlo.

Hace muchos años, yo dejé de hacer un viaje con alguien muy querido para mi por el bendito trabajo, y lamentablemente esta personas, a las semanas de volver de ese tiempo sin mí, nos dejó. Nunca lo he olvidado, y luego de más de 20 años aun me recuerdo, que cuando tenga la oportunidad y las ganas, nada superfluo me va a detener. Nunca más.

Por eso, sé que si está en mi mano, repetiré con mis nuevas maravillosas compañeras de viaje, y por supuesto si ellas quieren soportarme. 

Este tiempo ha sido instructivo para mí.

He aprendido que se pueden aun tener o sentir cosas nuevas como la inmensidad.

He aprendido que podemos seguir encontrando gente maravillosa en nuestras vidas, aun la edad y las circunstancias.

He aprendido que aún me quedan muchos lugares maravilloso por ver y conocer. 

Muchas cosas para un viaje no? Cuando repetimos? porque me siento muy viva después de esta hermosa experiencia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *