Corazón partido, pero feliz.

Ayer fue un día épico en mi vida, porque llegados a este año, mi identidad se ve mezclada por dos países Argentina y España. Me siento tanto de uno como de otro. 

Así que tuve felicidad por partida doble. Las dos selecciones llegan a la final en los torneos parecidos pero distintos donde juegan. La Eurocopa y la Copa América. 

Así que tengo dos finales en mi corazón partido. 

Se puede uno sentirse mejor? sobre este tema, no creo. Tengo para alegrarme por partida doble. Porque al verlos jugar, a unos u otros, lo han hecho tan bien que no dudo que ganen. Y si lo hacen, pues bueno.. si es uno igual me alegraré, si son los dos aun más. Si no es ninguno, si que será un golpe duro.

Aunque bueno, el futbol es así. Nos quedará de consuelo.

Por edad, llevo la mitad de la vida viviendo en ambos países, no me puedo decantar por uno. Mejor tener dos que uno solo.

Me ponen muy nerviosa ver las finales, y ahora tengo dos para ver. No se si lo podré soportar. Seguro me pondré los cascos con un libro y las imágenes del partido sin sonido, hasta que ganen. 

Al final, seguro que aunque sea uno me hará feliz. Que más puedo esperar? nada. Y si son los dos, duplicaré lo que sienta….

 

Etiquetado: