La invisibilidad como estado de existencia

Hace muchos años, salió un libro que hablaba como las mujeres a más edad, más invisibles de hacían. Quizás hace 50 años, la invisibilidad como estado de existencia, empezaba a los 40, cuando a esa edad ya se era viejo.

Pero ahora que existe el culto al cuerpo, nos cuidamos mucho más y la mayoría no queremos envejecer, aunque diga que hacerlo es digno. A quien le gustan las arrugas, las canas, que te salgan michelines porque la grasa se cambia de posición en tu cuerpo y se va al abdomen seas flaco o no? A nadie, y el que diga que si, al psiquiátrico ya mismo.

Siempre me ha parecido curioso como lo popular crea palabras nuevas. “Michelines” deriva de la marca de neumáticos Michelin, obviamente. Me pregunto cuando se empezó a usar como ejemplo de los flotadores abdominales?

Volviendo a la invisibilidad como estado de existencia, cuando nos convertimos invisibles?. Pero no para la sociedad solamente, sino para la familia.
Porque he comprobado o mejor dicho, cada día me convenzo más, que no solo la sociedad te hace volverte invisible cada año que cumples un año más, sino también la familia cuando ellos cumplen un año más.

Pues sí. A quien le interesa una persona que sobrepasa los 50, cuando la sociedad se basa en la juventud. Donde mucha gente a los 25 se siente frustrada porque “no ha triunfado en la vida”. Como si eso fuera la panacea. Si en el colegio les enseñan que la teoría generacional, que para el que no la sepa digo..

“de cada 1000 personas que nacen en una generación, 1 es genio y las otras 999 no. De esas 999, un 50 por ciento pondrán toda la carne en el asador y a través del esfuerzo, estudio o lo que sea, logran hacer lo que quieran o destacar en lo que se propongan. Del otro 50 por ciento se tendrán que conformar con lo que la vida les dé, o permitan las circunstancias” No los 999 pueden triunfar en la vida, porque no se puede.

Si aprendiéramos esto, no con más de 40, sino con 15, viviríamos más felices y posiblemente podríamos nuestros objetivos en algo sensato y lógico, no en “triunfar”. Pero alguien ha pensado que significa “triunfar”. Mejor para otro post, porque me estoy desviando.

La invisibilidad como estado de existencia, llega luego de los 40 y no se va más. La gente deja de mirarte por la calle porque seguro cerca de tuyo va una joven y la mirarán a ella. La familia, digamos sobrinos y quizás hijos, ya te dicen “mamá o tía (según el caso) no me abraces que van a pensar” o dejan de ir al cine contigo porque salen con sus amigos. Etc.

En fin, cada día compruebo que yo ya vivo en la invisibilidad como existencia, y que difícil se hace, mi Dios!!!

Aunque a veces tiene sus ventajas. Si no vas a la pelu a teñirte las canas, no pasa nada, total te pones un sombrero y listo. Podes salir sin maquillarte, que tampoco pasa nada, las arrugas son bonitas, no dicen eso en las revistas? Podes no estar a la última porque te da igual.

El meollo es, que si no pasas esa línea que existe entre la dejadez y la comodidad que esa invisibilidad como existencia que te da con la edad, todo está bien. Si la pasas, ese es el problema y da para otro post.

Etiquetado:  /  /  /  / 

…lo que soy, lo que iba a ser, lo que pude ser…

Lo que soy, lo que iba a ser, lo que pude ser. ..son tres cosas que muchas veces pienso…y me pregunto “¿En qué momento se dio vuelta mi camino en la vida que yo quería tener de pequeña?

En la actualidad, tengo una vida que me gusta pero que no tiene nada que ver con lo que planifique en la juventud. Por eso siempre me río, cuando escucho por ejemplo a la gente joven, contarme que este año harán tal cosa o el que viene la otra. O ver como planifican sus trabajos o lo que quieren buscar. Planifican su vida y sus años futuros, como si eso se pudiera.

He aprendido que no se puede planificar casi nada en la vida. Que ya ella se encarga de sacarte los planes de la cabeza. En mi caso, la vida actual, no tiene casi nada de lo que planifique. Como alguien dijo en una entrevista “de pequeño no quería se lo que soy, pero simplemente me deje llevar por la vida

Eso he hecho yo. Me he dejado llevar. Cuanto más he planificado, menos se ha cumplido. Cuanto más he intentado, más torcido todo. Las cosas que no planifico, que llegan y me sorprenden son las que mejor se me dan.
Pero, aunque me deje llevar, a veces me salta un sentimiento de pensar “¿cómo llegué hasta aquí, si no era lo que yo quería?” “porque cada vez que quiero hacer algo especial, ya se encargan las circunstancias de mandarme guiños para que no lo haga“. “¿tenemos un camino marcado?“.

Yo no creo que lo tengamos, pero a veces lo pienso. El camino que ha tomado mi vida no tiene nada que ver con la persona que yo creo ser. Es como si fuera por momentos, una vida para la antítesis de mí. Pero como se dice ahora, es lo que hay… ¿O no? Porque no es que sea mejor o peor, de lo que yo pensaba que seria, sino simplemente distinta.
He aprendido a aceptar las cosas y ver la parte buena, pero no era el camino que yo creía querer, o que la vida me tenía preparado. Muchas cosas me plantean una simple frase.

Por eso, desde ahora cuando me pregunte quien soy, me dirésoy lo que soy, lo que iba a ser y lo que pude ser. aunque agregaré. o lo que me dejaron…

Porque en muchos aspectos, no es lo que yo quería o podía, sino lo que me dejaron. Mejor pensar así, que planificar cosas imposibles o querer cruzar barreras que sabes que no te dejarán pasar, o no te lo podrán nada fácil. Ya no quiero esas peleas en mi vida.

“Si soy lo que soy, lo que iba a ser y lo que pude ser”, también tengo super claro lo que no quiero más en mi vida. ¿Se puede pedir algo más? no creo.

Y para más inri, quien puede planificar su vida, si aparece un virus y te deja encerrado. Para pensar.

Etiquetado: / /

¿Hace cuanto que no te cantan una canción de amor?

En mi época de juventud, digamos en menos 20 años como mínimo, yo tenía una fantasía. Bueno tenía muchas, pero una no se ha cumplido nunca y no la recordaba hasta que escuche una canción hoy en un vídeo.

Fantaseaba con alguien que tocara el piano y me diera un concierto privado. Vamos a dejarlo ahí. El piano siempre me ha parecido un instrumento muy sensual, puede ser por eso. Evidentemente no ha sucedido porque si hubiera pasado posiblemente yo le hubiera jurado amor eterno, cosa que no he hecho.

Si miro para el pasado, tengo siempre asociada una canción especial con alguien o con algún día en concreto. Por ej, cuando escucho Padre e Hijo de Cats Stevens, recuerdo un día en Bariloche, fuera de temporada donde alguien, me enseño en sucesivas ascensiones por los remontes la canción de memoria. Con cada subida, aprendía una frase, la memorizaba bajando esquiando y así sucesivamente. Para él era su canción preferida, y para mí, se convirtió en un hito en mi vida. Siempre que la escucho, recuerdo la letra y me la pongo a cantar. Pero sobre todo, me acuerdo de  días en la nieve. Y esto hablando de hace casi 25 años o más.

O Killing me sofly, que la cantábamos a coro con “el amor de mi vida”, cuando la escuchábamos por la radio. Esta no ha envejecido conmigo tan bien como la otra, porque los últimos años las radios esas sin publicidad solo música la ponían dos o tres veces al día, y juro que me tiene un poco hartita. Pero cuando la escucho intento recordar porque fue importante.

Te preguntaras como lo hago yo al releer el párrafo anterior, “el amor de su vida”. Pues tuve uno, pero al día de hoy no sé muy bien si verdaderamente lo fue o fue un espejismo. Mejor pensar que lo fue, porque le recuerdo con mucho cariño. Pero mejor para otro post.

Siguiendo con las canciones, hay otras que marcaron mi infancia como Manuelita, como recordaba el otro día, o una más moderna cuando mis sobrinos eran pequeños y por ej, a la francesita mayor se partía de risa cuando cantábamos “el elefante trompita”.

Pero saben que, hace mucho que no tengo una canción preferida, a no ser Devuélveme la vida de Orozco y poco más. Los últimos años, me he dedicado a la lírica y si podría hablar mucho de mis operas preferidas.

Pero saben que, ya no tengo muchas ganas que me susurren al oído una canción de amor. Quizás prefiero que me lleven a escuchar un concierto sin mucho público o sin casi nadie. Eso si me seduciría y como. Veo que no me he olvidado al final tanto de mi fantasía.

Etiquetado: / / / / /

Las circunstancias, a veces, nos protegen del futuro?

Llevo una temporada haciendo revisión del pasado y las cosas que han pasado en mi vida. Normal cuando pasa tu cumpleaños, aunque sea en mi caso.

Sobre todo, dándome cuenta de que si algo que quería que pasara mucho, y si hubiera pasado en el momento que lo quería, mi vida al día de hoy, sería más caos aun de lo que posiblemente sea ahora.

Mi madre diría, “nena, tenes mucho tiempo libre, pensas demasiado.” Puede que tenga razón, pero en mi caso sucedió algo que me ha llevado a hacer de esto un ejercicio de comedura de coco semanal o casi.

Hace 10 años, o quizás más, ya he perdido la cuenta, tuve la oportunidad de presentarme a una oferta de empleo que básicamente consistía en hacer lo que hago, pero en Castellón. Debía mudarme de ciudad, y no solo era mucho más dinero que el que cobraba sino porque me tenía que mudar junto al mar. Cosa que sigo pensando y haré algún día. ¿Pero qué mejor que hacerlo con un trabajo no?

Tuve un montón de entrevistas, y estuve entre las últimas. Al final, no me contrataron. Recuerdo lo frustrante que fue y como me sentí.

Cuando estalló la crisis en el 2008 con la construcción y las promotoras, me di cuenta un día que, si al final ese trabajo me hubiera salido, seguro hubiera ido al paro. Teniendo en cuenta que las promotoras inmobiliarias son las empresas que más cerraron en este país.

Desde ese momento, de vez en cuando o cuando me asalta un recuerdo de algo en especial que yo quería mucho pero que no salió, y lo frustrante que fue, pero que ahora ya no existe más, pienso que a veces las circunstancias nos protegen sin saberlo.

Algunos dirán que el universo nos muestra el camino correcto. Como lo quieras llamar, universo, circunstancias, etc. Algo no protegió, aunque en su momento no lo vimos o quisimos ver.

Me he dado cuenta de que de estas en mi vida tengo varias.  Al final lo que menos ilusión me ha hecho, es lo que mejor me ha salido.

Aunque yo he aprendido a hacer, lo mismo que ha contado en una entrevista Miguel Bose, cuando dijo “que él se dejó llevar por la vida”. Yo diría, “yo me he dejado llevar por las circunstancias”.

Aunque molesta y bastante casi siempre, porque no es lo que en el fondo uno quiere, aunque no es para quejarse. Pero bueno, el que no se quiere convencer es porque no quiere.

Así que ya sabes mi consejo de hoy…

Vive, ama y no te frustres porque algo de lo que tu deseas en tu vida, no salga, seguro habrá algo mejor esperándote. Deja que llegado a este punto en tu vida, la vida fluya, que se convierta en una grata sorpresa donde te lleve.

Y si esto no te consuela de tu frustración, porque lo que querías no sale, piensa que siempre se puede estar peor.

Etiquetado: / / / / /

Reto, un mes sin azúcar – día 1

Pues hoy 1 de agosto, he empezado un reto. De esos que uno al final tira la toalla, pero lo quiero intentar. 30 días sin azúcar. 

Lo iré registrando, pero semanalmente, para no agobiarme. Aunque mi registro privado, sea diario. Quiero ver como reacciona mi cuerpo a la falta de ingesta de azúcar.  No es que consuma mucho, pero si he notado que tengo determinadas horas que mi cuerpo pide algo dulce, que si bien controlo de no ingerir, más veces de las que quisiera,  sucumbo a ello.

Siempre mi cuerpo me avisa dando un mensaje a mi cabeza, por ejemplo que son las 5 porque me apetece tomar un té, o muchas veces cuando una noche es fría, me incita a tomar un café con leche y no me quita el sueño como se debería suponer. Con algo dulce, hace lo mismo. Si bien, estos últimos años me he hecho más de cosas saladas, estos últimos meses he visto un incremento de las necesidades de azúcar. 

Por eso, como tengo tiempo libre, he puesto una solución radical. Cortarla de raíz. Y qué mejor que un reto. Se que tendré que luchar con los productos que tienen agregado azúcar de fábrica, pero intentaré y que mejor el verano, con semejante calor,  qué mi comida siga siendo bastante natural, sin productos elaborados en fábrica.

Así que ya transcurre mi primer día sin azúcar, y voy bien. Pero se que esto es como dejar de fumar, los primeros son fáciles, lo complicado como en todo reto es luego de la primera semana. Ya os iré contando.

Etiquetado: / /

El cuento de la criada

El cuento de la criada o como se llama realmente, “The handmaid`s tale” es un libro de Margaret Atwood, que ahora se ha hecho serie en HBO. Sinceramente, cada capítulo me hiela la sangre. Porque lamentablemente es posible.  

El planteamiento es, Qué pasaría si un levantamiento  político, diera lugar a un estado teocrático de corte totalitario sostenido en la represión total de las mujeres?

Cada capítulo, desgrana como se ha llegado a ello, paralelamente a la historia hoy en día. Y en cada capítulo, me doy cuenta, que puede ser posible. La degradación hacia la mujer, donde su único cometido es dar hijos. Solo sirven las que fecundan, las demás a las colonias a trabajos forzados. Sinceramente es una serie que sorprende, pero que más de una imagen, en mi caso la paso para adelante. Quiero saber que pasa, pero hay cosas que no soporto de ver. Como por ejemplo, la escena cuando a las criadas las “violan” una vez al mes, para que tengan hijos de los dueños de la casa.

La escena es escalofriante. En la cama, la mujer del dueño de casa sentada sobre ella, teniendo las muñecas de la “criada” acostada en el borde de la cama con las piernas colgando, para que el dueño de la casa, teóricamente la “fecunde”. Va, una violación en toda regla y con el consentimiento de la mujer de la casa.  No puedo con esa imagen.

La atmósfera de la habitación, es asfixiante. Tengo que reconocer que la estética e imágenes ayudan y mucho a lo agobiante de la historia. La serie es buena y está bien hecha. Pero me deja en shock cada vez que la veo o casi.

Todo empieza, con un grupo político en el gobierno, que primero promulga una ley que las mujeres no pueden tener propiedades, ni trabajar, y que todo pasa al hombre más próximo, ya sea el marido, padre o hermano. Luego ese grupo, saca la excusa del terrorismo y promulga el estado de excepción, restando libertades. Y luego llegan a ese totalitarismo.

Os suena? os parece ciencia ficción? para mi no. Se están viendo cosas que ponen los pelos de punta. No digo que se llegue a esto. Sinceramente creo que pasaremos antes por una guerra civil, pero como dice un personaje en la serie en los primeros capítulos “cuando pusieron el estado de excepción por la seguridad nacional, nadie hizo nada. Luego vino la persecución a las minorías, los que opinaban, distinto y el trato degradante a las mujeres y ya no hubo vuelta atrás.”

Me recuerda al poema de Herman Hess, que termina diciendo “hasta que vinieron por mí“, al referirse al nazismo. 

Lo que plantea la serie, sobre todo la anulación de las mujeres se ha visto en Afganistán con los talibanes, en la revolución Iraní, en Siria con el ISIS, en Nigeria con Boko Haram, donde la mujer la hacen desaparecer hasta que solo se ve un burka. El sexso femenino solo sirve para dar hijos o como esclavas sexuales. O que no pueden andar solas o conducir como en Arabia Saudí. 

Puede pasar esto en nuestra sociedad? Puede que pensemos que no, pero no lo tengo tan claro. Ya se están viendo cosas, posiblemente no en Europa, pero si en EEUU,  donde se están recortando derechos obtenidos por generaciones anteriores o simplemente por el gobierno anterior.

Leía por ahí, que era una serie feminista. Qué tiene esto de feminista? que alguien me lo explique, porque me he perdido.

La seguiré viendo, porque es buena, pero cuando la termine me habrá dejado una reflexión, bastante perturbadora, todo hay que decirlo.

 

 

Etiquetado: / / / /

20D: la experiencia o lo nuevo

Hoy hay que ir a votar, y aun siendo las horas que son, yo no se a quien. Tengo claro a quien no. Uno por principios e ideas y otros por chorizos, soberbios y insufribles.

Pero y de los otros? que vale más… la experiencia o las ganas de cambio?

Ya me paso en la Alcaldía de Madrid. Vote al cambio, cruzando la línea de mis ideas y principios, vote a la persona. Y no esto muy contenta. No porque no hagan algunas cosas bien, sino que sacando la cabeza visible, los de abajo cuando meten la pata, se escudan diciendo que “no somos un partido político como los demás, sino un conjuntos de plataformas” para no reconocer su inexperiencia.

También es verdad que, todos alguna vez han tenido su primera vez e inexpertos han sido siempre en algún momento.

Sinceramente no tengo ni idea. Estoy como ese vídeo montado sobre una escena de Pulp Fiction.

es como contratar a un albañil, para que haga algo que tú no sabes que es“.

Ni puta idea…

Etiquetado: / /

Lo que mata es la humedad

Una de las cosas que más me gusta de Madrid, es su clima seco y si algo me tira para atrás de vivir junto al mar, es también su clima, húmedo. No me gusta la humedad. Aunque tengo que reconocer, que los días que pase en Buenos Aires, y el corte de pelo que llevo ahora, ayudaron a un mejor look por la humedad. Cosa que no me pasa aqui.

Pero en realidad no es lo único que no me gusta. Hay muchas cosas, esta es la menor.

Hace muchos años, diría más de 10 o casi, escribí una lista en un post de las cosas que me gustaban. 7 años después , la actualicé, y si la leo ahora, sigo cambiando cosas, poniendo y sacando.

Pero leyendo hace unos días un artículo de psicología, decía que era bueno hacer esto, pero también escribir una lista de lo que no nos gustaba. Sobre todo, para darnos cuenta que la mayoría de las veces, tenemos la vida que queremos pero siempre o casi, no nos damos cuenta de ello.

Vamos a ver que sale..allá voy..

No me gusta…

1- la humedad
2- la mentira, ni que me tomen por tonta sesgando la verdad.
3- La coliflor.
4- el color amarillo, sobre todo en la ropa. Lo odio.
5- la gente que no da la cara y la que no es sincera.
6- los gritos.
7- muchas veces lo que hago, pero lo asumo.
8- la falta de dialogo, cuando la gente se cierra en banda y no te enteras que paso.
9- la suciedad de Madrid.
10- la obligación social, de ser siempre “políticamente correcto”.
11- los chismes y chismorrear.
12- las frutillas o fresas, en helado, en postres y en productos industriales. Al natural si.
13- las patatas fritas de los pedidos de comida a domicilio, siempre llegan frías, grasientas e incomibles.
14 -la gente que no sonríe y es amable con los demás.Los que no dicen “gracias” nunca.
15- zombies, y toda la parafernalia. Las pelis de miedo.Yo no veo Walking dead.
16- el maquillaje. Algo si, pero lo justo y de vez en cuando.
17- los bancos, políticos y demás jungla urbana de este siglo XXI, que sustenta y dice una cosa para que les voten y luego hacen lo contrario.
18- Los corruptos y que siempre dicen, yo no fui. En realidad la gente que no se hace cargo de sus actos.
19- Mucha poesía actual, que con lo que me gusta el género, no hay quien la lea ni la entienda.
20- tener que salir por obligación, como punto de encuentro, a un bar.
21- El teatro en su gran mayoría.
22- La falta de lealtad y reconocimiento de unos con otros.
23- el silencio impuesto, no deseado.
24- La devoción de algunos por la imagen, vacía de contenido.
25- la devoción de otros, por gente que ni siquiera han crecido, vivido, o aportado a los demás. Va, el cholulismo.
26- Los gatos. No me molestan pero no para tener uno en casa.
27- La violencia en todas sus formas, y las armas.
28- La intolerancia por el que es distinto, piensa distinto o tiene otra religión.
29- Las tabletas. Sinceramente, no sirven para nada. Entre el teléfono y el ordenador, este punto intermedio, salvo para ver pelis en la cama y listo. Menudo gasto.
30- La gente que aparece solo cuando necesitan algo y los que desaparecen sin decir porque.
31- La coca cola en todas sus formas.

32….Por ahora la lista llega a el 31.

Posiblemente porque como muchas veces digo últimamente, tengo la vida que quiero tener. Que puede ser mejor? por supuesto, todo se puede mejorar, pero en realidad yo he asumido estos últimos años muchas cosas y he dejado por el camino a otras muchas. Llegado a este punto, que me ha costado y mucho. 

Vivo tranquila, relajada, solo preocupada por cosas nimiedades de la vida moderna , cosas que no terminan de cuajar pero son externas, que la mayoría de las veces no dependen de mi. He largado tanto lastre, que ni yo me lo creo.

Aunque aun espero ese deseo del año 2005 en adelante, deseo de fin de año, que dice “solo espero que algo me sorprenda, gratamente, que diga – jope, que fantástico. “ Eso es lo único que hecho en falta en mi vida.  Lo demás, me pueden gustar las cosas, situaciones, gente, más o menos, pero como se dice hoy en día, y no gusta a mi mamá..que la diga “es lo que hay”. Como aceptación de la realidad.

Etiquetado: / /

De tipos de lectores de blog va el tema

Llevo ya muchos años escribiendo blogs, y algo que sigo sin soportar es los que te dejan un mensaje tipo este “me encanta tu blog, yo también tengo uno, sigueme”, o algo por el estilo.

Publicidad pura y dura, porque “tu blog” les ha gustado tanto que nunca más vuelven a visitarte. Cuanto más visitas o seguidores tenga tu blog, más mensajes te dejan. En fin, hay que reconocer que hacen un trabajo de chinos dejando publicidad por todos los blog que llegan. Eso si, les da lo mismo el idioma en que escribas tu blog.

En uno de mis blog, me han dejado uno de esos mensajes y me llevaba a un blog donde su hacedor en su perfil, su libro preferido era la biblia. Porque como soy así de curiosa, siempre o casi, le doy al link para ver quien es. Me recordó, a los Testigos que te tocan el timbre para llevarte al palabras que te redima de tus pecados. No digo más.

Independientemente estos hacedores de marketing bloguero, también están los que si te siguen y casi siempre tu también sigues, posiblemente por afinidad o porque compartes pensamientos, o maneras de ver el mundo, depende el tipo de blog que tu tengas.

Tengo que decir públicamente que de este tipo de lectores de blog, yo tengo algunos que se han convertido en amigos fuera de las letras, conocidos que siempre nos encontraremos en nuestro deambular por Internet aunque no nos conocemos en carne y no nos hablamos mucho, otros que compartimos momentos o reflexiones sobre nuestro lugar en el mundo y nos leemos mutuamente o nos recomendamos lecturas para nuestras comeduras de coco, etc.

Existen otros tipos, como los que te siguen porque te conocen fuera y tienen curiosidad de lo que expresas o por compromiso, los que te leen porque les ha gustado algo y de repente tu estadística se dispara porque se entusiasman y vuelven por varios días a leer todo lo que has escrito en todos estos años. Etc.

Yo tengo de todos estos tipos de lectores. Y de estos últimos, esta semana uno. Que mi blog le ha servido para acompañar, posiblemente su insomnio de madrugada, porque ha vuelto por dos noches. Pero como siempre no ha dejado ningún mensaje, ni se ha dado a conocer. Y mi curiosidad innata me carcome.. en fin.. si ha vuelto seras porque le ha gustado o solo por curiosidad???

 pd: Che pedrín, te tenia abandonado y no se muy bien porque. Sabes que hoy hay lluvia de estrellas fugaces? La llamada tormenta de las Dracónidas. Habrá que hacer botellón en el parque para verlas, te vienes???

Etiquetado: /

El uso de la bola de cristal esta de moda

De repente, usar una bola de cristal y predecir el futuro, esta de moda. En todos los ámbitos de esta sociedad, estratos sociales, culturales, políticos, de repente, son todos brujos que predicen el futuro.
Donde quedo eso de que el pasado paso, el futuro no existe, y solo hay un presente? en la basura.

Uno desde que se levanta a la mañana, le bombardean con predicciones futuristas. Que esto se va a la mierda, que lo otro no llega a fin de mes, que Grecia va a quebrar, que el mundo va a entrar en otra recesión.. etc, etc, etc…

Esos los castrofistas, y luego están los positivistas que predicen que se crearan 3,5millones de empleos, o hablan como si ya fueran gobierno, o predicen que les va a doler la cabeza mañana.

Es insufrible el clima actual donde vivimos. Y no me refiero al calor, que también, sino al entorno. Todo el mundo sabe que va a pasar mañana.

Y yo me pregunto? Jope, que bien, saber tanto no? como lo hacen? Porque a mi me alcanza el día a predecir que haré a la tarde y seguro me lo cambian, como hoy que ya me jodieron el viernes, o que haré mañana, que por predecir predigo yo también. La diferencia, seguro, es que si predigo yo, no se cumplira.

Porque algo he aprendido en todos los años que tengo, es que es imposible predecir y hacer planes, porque seguro no se cumpliran. Puedes intentar, pero ni con esa.
Por ej, puedo intentar o proponerme que no me enamoraré más, por las razones que sean, hasta que el amor llega de nuevo a tu puerta. Pongo este ejemplo porque le ha pasado a alguien muy querido esta semana, no a mi, ojo a mi no me quiere nadie, lo tengo claro. Y este hecho, me ha puesto a pensar en lo que estoy diciendo hoy.

Predigamos lo que predigamos, seguro que sera distinto, tanto para bien o para mal. Nadie tiene la bola de cristal, nadie sabe que pasará mañana. Si la intensión es solo meter miedo, lo están consiguiendo. Me pongo como ejemplo. Estoy bastante agobiada de todo lo que nos rodea, y cada día leo menos noticias.

Hace unos años escribía en este blog, que alucinaba como la gente joven se planificaba la vida por años, por ej, los próximo 5 años tocaba vivir aquí, luego poner un negocio, luego tener un hijo, y así.
Ahora esos jóvenes que promovieron esa reflexión mía, miro como están, porque son cercanos, y nada de nada. Si, siguen bien, pero lo planificado ha quedado en la nada. La vida es tan complicada, o demasiado simple que con tantas predicciones las complicamos nosotros.

Yo solo se, que en la próxima hora iré a retirar mi abono para la opera de este año, mañana será otro día, total ya se encargaron de joderme los planes de la mañana del viernes, y me toca trabajar.

Etiquetado: