Hay lugares en el mundo…

Hay lugares en el mundo, que me gustaría volver a ver. Muchos. Algunos que ya conozco y otros que solo en mi imaginación por la infinidad de fotos que he visto por ahí.

Tengo ganas de viajar. Y se que cuando esto pase, digo la pandemia, porque pasará de una manera u otra, volveré a viajar.

Evidentemente no en una Vespa, sino en cualquier medio de transporte que me lleve lejos,  a sitios donde se hable otro idioma. Seguir leyendo «Hay lugares en el mundo…»

Etiquetado: / / / /

No asumir la culpa

La palabra “culpa” no me gusta. Porque vivimos en una sociedad que durante décadas se ha dedicado a que sintamos “culpa” por todos.  De lo que solo tenemos culpa, es de nuestros errores o equivocaciones, porque somos seres conscientes, que hemos metido la pata con algo, por eso tenemos “culpa” sobre eso.

Lamentablemente, existen otros muchos grupos que nunca “reconocen su culpa” en una situación . Y para que se me entienda, me refiero a los círculos de poder o de la política. No de una persona específica, sino de un grupo que su “soberbia como grupo” es tal, que para sus ojos “ellos nunca hacen las cosas mal”, la culpa es de los otros.

No reconocer públicamente que se han equivocado, se puede aceptar una vez. Pero sistemáticamente, no. Clic para tuitear

Eso es lo que está pasando en España siglo XXI. No hablaré de nadie en especial, pero los círculos de poder o política, han metido y lo están haciendo, continuamente la pata, y parece que la cosa no va con ellos.

Para el ciudadanos de calle, es bastante frustrante. Y sobre todo, denota una falta de empatía total de los dirigentes o círculos de poder, con la gente del día a día.

En alguna película escuche la frase “en la cárcel nadie es culpable“, y siempre me he preguntado “y porque están ahí?”.

Si el que conlleva la autoridad, control y administración de un país o sociedad, no se hace responsable de sus “errores”, que se puede esperar que haga la gente  que vive bajo esa “autoridad”. 

Poco pueden hacer, salvo recordarlo cuando vayan a ejercer su derecho al voto. 

Consejo de abuela “para ser honesto, no solo hay que serlo sino parecerlo” y en un cargo público aún más.

pd: Che Pedrín, esto viene por lo que está pasando con el actual gobierno del reino. Más de lo mismo, y no tiene visos de parar. Es frustrante, y causa mucha impotencia emocional.

imagen@Ramblas, Barcelona 1975 by Colita
Etiquetado: / / /

La señora y la pandereta

Esta última semana he confirmado lo que hace mucho vengo pensando, “que mi edad cognitiva no tiene nada que ver con la real“. Lo escuchaba en una película que se llama “tres veces veinte” y que recomiendo fervientemente. Película que muy sutilmente habla de envejecer sin decir “sesenta”, y por supuesto, francesa. Este tipo de pelis solo la saben hacer bien los franceses. Pueblo que se hace preguntas sobre el ser y hacia donde vamos como seres humanos y no como faranduleros, como a veces somos en España.

Yo hace mucho que me siento más joven de la edad real que tengo, salvo cuando me empiezan a doler los huesos por la humedad y el frío, que es cuando me doy cuenta lo que tengo y hacia donde voy.

Pero el colmo ha sido que esta semana, nadie me ha dejado de decir “Señora”. Pues si, ya es oficial, para la vista de la gente que no me conoce pero que se topa conmigo, soy una “señora”. Yo me llamaría cincuentona, pero tengo que reconocer que mejor que me digan “señora”, aunque me chirríen los dientes cada vez que lo escucho.

Pero no solo he aceptado internamente algo que hace una temporada me volvía loca, sino que también después de más de 25 años de vivir en España he caído, previo suspiro hondo, que cuando se refieren a “país de pandereta” no es solo por la imagen de flamenca que supuestamente tienen todas las mujeres para los extranjeros. Creo que piensan que la española va vestida de faralaes hasta en la compra. Sino que han pasado tantas cosas que escuchar la historia de un “niñato” con delirios de grandeza en la televisión, creo que se llama Nicolas, como si fuera un personaje importante para la cultura de este país, ha sido mi colmo. Todos a verlo embobados como borregos.

Ahora entiendo la frase “España país de la pandereta“.

Pues si, yo acepto la edad que tengo, estoicamente y a regañadientes, porque no puedo hacer nada contra el paso del tiempo. Pero pensar que elegí vivir aqui, eso me lo reprocho. Porque me deje llevar, que sino posiblemente viviría en Francia.

Evidentemente soy consciente que no tengo la bola mágica de saber que hubiera sido de mi vida, si hubiera seguido mis planes originales. Son todo suposiciones. Pero algo que antes defendía como mio,  que es donde vivo, ahora me da vergüenza ajena. El colmo que ha desbordado todo lo lógicamente aceptable, es la historia de este niñato y la transcendencia que se le ha dado, como tapando toda la corrupción que hay.

Y eso que no he hablado de la Pantoja. Que me trae sin cuidado, pero reconozcamos que la han elegido para ejemplificar, cuando antes con dos años de cárcel no ibas preso, sino tenias antecedentes. Es como que quisieran hacer las cosas bien, para acallar a la gente, cuando no se dan cuenta que es tal el volumen de corrupción, robo, tráfico de influencia, coimas, y todo lo que quiera poner, que es imposible acallar nada.

Bueno de acallar eso, se encargará la propia justicia, que va tan lenta, que todo prescribirá. Seguro que si yo hago algo de eso, voy a la cárcel aunque mi condena sea menor de dos años, porque no soy nadie.

Mucho para procesar esta semana. Eso de aceptar mi edad real y olvidarme de la cognitiva, y que vivo en un nido de mediocridad. Otra que suspirar…

Etiquetado: / / / /

Al fin hará el paseillo…

aunque seguro, no servirá de nada.

Mañana es 8 de febrero y juro que estoy rezando para que esta fecha pase pronto. Porque estoy de la Infanta, Urdangarin y la m.. que los p..  hasta el moño.

Entre lo que pasa en el mundo y lo que pasa en España, juro que no estoy en paz. Intento evadirme con mis cosas, pero es imposible. Que me importa que vestido llevará, o que dirá, sino va a pasar nada de nada. Todo va a quedar  como esta.

Seguir leyendo «Al fin hará el paseillo…»

Etiquetado: / / /

España, Iberia y la mortadela

Sofia Loren, joven y guapa, vestida de negro como fue Italia del sur después de la guerra, sufrida y pobre, intenta entrar por un aeropuerto a EEUU con una mortadela napolitana entera, que llevaba a su familia. Eso da tema para el desarrolo de un película clásica, “la mortadela” y para mi recuerdo, el fotograma de esa pelicula, cuando en un vuelo transatlánticos de la compañia Iberia, y no de low cost, evidentemente, me dieron un desayuno que tenia un bocadillo con la mítica mortadela.

Sinceramente me gusta este fiambre pero siempre lo he relacionado con estar “pobre” porque es barato, por no decir el más barato. Si en el mismo vuelo, no dejan de ponerme videos de la excelencia de la aerolinea en cuestion, del chef tantas estrellas Michelin que desarrolla los menus de su clase bussines, o que bodega va bien con ellos, y esa clase la usan solo, cuantos 30 Personas? Y los otros 300? Mortadela? Me lleva a pensar que algo no va bien. Que algo no me cuadra.

Si me encuentro con gente que vive en Francia o EEUU, que pasan por Madrid, y me dicen “que la crisis no es tal”, que no se creen que haya en España tal crisis, porque por ejemplo el hotel Palace esta lleno o si vamos a jugar al golf y el parquing completo de todo terrenos. Yo explico que Madrid no es el mejor ejemplo, etc. No me creen, diciendo que exagero. Me lleva a pensar que algo no va bien. Que algo no me cuadra.

Si viajo, como comentaba, a 12mil km, a otro pais con crisis aunque por distintos motivos no solo económicos, y la gente inmersa en sus propios problemas, pero igual lucidos, me preguntan “verdad que España esta tan mal? No me lo creo” y vuelvo intentar explicar que es verdad, que parece que no, porque el español vive en la calle, es sociable y le gusta la fiesta, y no se lo creen. Me lleva a pensar que algo no va bien. Que algo no me cuadra.

Llegados a este punto, que es lo que me lleva a pensar eso…que algo no va bien, que algo no me cuadra? Pues, que la imagen que España emite no es la real.

Como decia un amigo catalan cuando no estabamos en crisis, y aunque “curritos” tomabamos Moet con la cena, “somo pobres con alma de ricos”. O como dice mi mamá, esa señora muy señorona, “si sos pobre que no se note”.

Con cual de las dos me quedo, pues con ambas.

España emite una imagen irreal, desprovista de autocritica sobre lo que hizo mal y sobre todo poniendole velas a todos los santos para que desde el 2014 y por arte de magia, todo se arregle. Crazo error.

España esta mal, y va a tardar mucho en estar bien. Pero lo estará. Aunque si el despilfarro, la mala gestión, la corrupción, los politicos, no cambian, se volveran a cometer los mismos errores y la creencia de que el ser humano es el único mamífero, que aprende de sus errores, no se cumplirá.

Y saben, en vez de ver “brotes verdes ” de recuperacion, se ven “brotes verdes ” de volver a meter la pata. Hago la lista? Eurovegas, la privatizacion de los principales hospitales, el aumento del déficit tarifario de la energia, sin parar…y lo dejo porque me deprime de solo pensarlo.

Sinceramente la mortadela me encanta, pero por lo que pago por un billete, no la quiero comer en el avión.  Quiero jamón,  aunque sea de Jork. Si soy pobre que no puedo viajar en bussines, que no se note no? Y no pretendo que la compañia me lo haga notar, faltaba más.  Una falta de tacto total.

Etiquetado: / / / / /

Pobre España, pobre

Hoy me he levantado para escribir un post, que haré, pero más tarde. Ahora os dejo la columna de Elvira Lindo para El País de hoy domingo, que no es que sea soberbia, es que es impresionante, y posiblemente si yo tuviera su capacidad de escritura, la hubiera escrito yo, eso me hubiera encantado.
Elvira Lindo cada día me gusta más, sobre todo su estilo cotidiano de escribir de sus columnas que yo leo en Facebook.
Corto y pego con permiso del períodico para que me quede guardada de por vida de este blog…

ELVIRA LINDO OPINIÓN 14/11/2010

La madre y el vídeo porno
Es posible huir de España? O desconectar, como dicen ahora las abuelas de 80 años: “Anda, hijos, marchaos y desconectad”. Cuando una abuela incluye un verbo de estas características en su vocabulario, ya pueden los insignes académicos ir tomando nota, antes de dedicarse a afanarnos un acento tan fundamental como el de “guión”, que ha dejado a los guionistas huérfanos. Pero no nos desviemos del asunto: ¿es posible desconectar, como dirían los ancianos, de los sobresaltos españoles? No, el tufo llega hasta cualquier rincón del planeta. El otro día, tomando café con una amiga americana en uno de esos falsos bistrós neoyorquinos que cuanto más Edith Piaf hacen brotar del equipo de música y más confit de pato sirven más yanquis parecen, ella, amante de España, me dijo que un conocido español le había comentado que en nuestro país corrían malos tiempos para la libertad de expresión, que la inundación de lo políticamente correcto estaba asfixiando el discurso público. Ah, le dije, pues no es esa la opinión que yo tenía… Y por no se sabe qué loca pero pertinente asociación de ideas le conté un vídeo que un amigo me acababa de mandar de un programa del corazón. Lo dicho, imposible desconectar de España. Imagínate, le digo a mi amiga, a la madre de un cantante que acude a un programa para defender a su hijo de unas supuestas calumnias. Ah, me dice ella, pero esas escenas son típicas en ese tipo de programas. Y yo le digo, espera, que España nunca decepciona. Tal vez solo si se la compara con Italia. Bien, continúo, pues ahí está esa madre del flamenco que, por cierto, es reseñable cómo recuerda al hijo: parecen hermanas. Tienen un aire los dos a señoras polinesias entradas en carnes. La madre cuenta que el hijo vive con ella. Hasta ahí todo normal. Y como el hijo ha tenido ya varios escándalos con anteriores novios que le han difamado, la madre, en connivencia con el vástago, ha colocado una cámara en el cuarto del niño. Vaya. El hijo flamenco se echó hace dos meses un nuevo novio y, por tanto, ahí han quedado todas sus actividades íntimas registradas. Ole, ole. En consecuencia, ahora que dicho novio va por ahí diciendo que él jamás tuvo trato carnal con el flamenco (Falete) y que todo era un montaje y que está harto de quedar ante el mundo como un homosexual (es lo que suele pensar la gente cuando te ven por la calle con Falete de la mano), la madre se presenta en un programa de máxima audiencia con el vídeo bajo el brazo para acreditar que hubo rollo y de los grandes. La madre ha visto el vídeo. Qué necesidad había. Pues sí, dice la madre, porque para demostrar que mi hijo no es un montajista y que sí hubo contacto carnal, la mujer tenía que documentarse. Además, añade, mi hijo y yo somos como amigos. ¡Ah, son amigos! Parecen hermanas y son como amigos. Ay, Dios mío, cómo ha cambiado el mundo del flamenco. Yo creía que esa ola pedagógica según la cual las madres son colegas de sus hijos estaba en remisión, pero, muy al contrario, va a más. Le cuento a mi amiga que esta entrañable entrevista a una madre que ve los vídeos porno de su hijo (porque son como amigos) se puede disfrutar en uno de los programas más populares de la tele. De paso, también le cuento lo del político que habló de la boquita porno de una ministra; lo del escritor que primero dijo que le habían medio violado dos zorritas japonesas y luego se retractó y habló de fabulación; lo de la presidenta madrileña defendiéndole y sacando a colación a Nabokov con su Lolita (pobre Nabokov, revolviéndose en su tumba); lo de aquellos columnistas que a la ministra de Defensa la apodaban muy gráficamente “la del bombo”, por su notorio embarazo cuando fue designada para el cargo; lo de algunos socialistas haciendo bromitas humorísticas sobre la presunta homosexualidad del líder de la oposición; lo de aquel contertulio que llamó “zorra” y “puerca” a una consejera de salud; la de ese socialista catalán que echó mano del rancio catálogo de insultos populares y llamó “mal follada” a una entrevistadora que, actuando de periodista y no de médium, puso en algún aprieto a su presidente. Y más. Estos ojos míos se quedaron atónitos cuando en un programa cultural se referían a don Antonio Machado como “putero” (¡putero!) y se hacían gracietas sobre su proverbial suciedad en un tono que hería al espectador y que hacía pensar si esa falta de delicadeza sería posible en América con Walt Whitman o en Inglaterra con Milton. Machado, desde su poesía, les daba cien mil vueltas definiéndose a sí mismo: “Mi torpe aliño indumentario”. No se puede decir mejor. Pero es que la verborrea incontenible, tan española por otra parte, ha acabado imponiendo la idea de que solo ofendiendo se llega al corazón de las cosas. Por no hablar de cómo en la prensa la expresión “hacer el amor” se ha convertido en un eufemismo, porque “follar” ha ganado la batalla. Y hablo de este mismo periódico, donde en las columnas “se folla” cada dos por tres. ¿No hay otros verbos o es que son definitivamente cursis? Si la libertad de expresión se mide por la posibilidad de ser soez, no podemos decir que estemos constreñidos. En esa liga solo competimos con Italia. Lógico, en España hace tiempo que Berlusconi ganó las elecciones.

Gracias Elvira, me has devuelto la idea que aun en España queda gente con sensatez. Porque cada día pienso que este país se va al garete, y ya mismo.

Etiquetado: / / / /

Lo que ayer decía… a mí me sienta fantásticamente el rojo..

A mis amigos los españoles, congratulations. Al fin, el primer mundial joder. Ayer he vibrado con vosotros, y puteado a los de naranja por ser tan sucios que cuando el pequeñín metió el gol, me acordé de la madre de esos niños que vestían de naranja.
Yo que soy una señora, no tan señorona ayer con mis expresiones, pero señora al fin.

Saben, de repente alguien me dijo.. “pero lu, si vos también sos española”. Le mire y sonreí porque tenía razón. Esto de las dobles nacionalidades que uno no recuerda. Así que, de repente me di cuenta que si tenía derecho a gritar el gol, llamar hijos de su madre a los contrarios y todas esas cosas.

Lo único malo, el calorazo que hizo anoche. Cuando se fueron las visitas por el partido, lo primero que hice fue meterme en la ducha fría.

En fin, igual aunque sea española por adopción, a todos los demás les felicito porque sé que muchos que conozco están felices y me hace felices a mí. Y para colmo, el colectivo con la selección pasa por la esquina de casa, como si nos vinieran a visitar. Impresionante.

Ahora pueden estar con un montón de imágenes en un vídeo como este para el próximo mundial

http://www.youtube.com/watch?v=pRpeEdMmmQ0

Etiquetado: / / / / / /

21 sobre 26. Con ese resultado, tengo derecho de ser español?

Un juez de lo civil, para conceder la nacionalidad a los extranjeros, independientemente del trámite eterno que tienen que hacer, les impone la contestación de un cuestionario para ver su grado de integración.

Muchos extranjeros han puesto el grito en el cielo con esto. Recordando mi propia experiencia, luego de 15 años de tener la doble nacionalidad, he buscado el cuestionario para ver si tenían razón o no, los que se quejaban, que era algo discriminatorio.

Muchas de las 26 preguntas, tenían guasa y mala uva del que las escribió, pero con un poco de sentido común y saber algo de España, se podían contestar. Con todo, yo no acerté 5, casi un 20%. Por eso me pregunto, tengo derecho de ser española o no ¿?
Os puedo asegurar, que las que no contesté bien, son las referidas a la historia, que para eso sabiendo quien es el rey y poco más, para que quiero saber por ej, la pregunta 26 ¿Qué ocurrió en 1704? Me va ser mejor o peor español, saber que en ese año se perdió Gibraltar. No será mejor, saber en qué estado está la situación se Gibraltar ahora?

O por ej, la pregunta 11, En qué consistió la Revolución de 1868? O quien era Dalí, Picasso o Lope de Vega. O que es la tortilla de patatas o será que el juez, quiere saber la mejor receta. Es en realidad importante para alguien que desee ser español en el siglo 21? La mayoría son preguntas de cultura general que seguro más de un español nativo no sabe contestar. Porque hay de todo bajo el sol.

Hay otras que se caen de maduras que las tienes que saber si vives aquí, porque las respuestas las escuchas a diario, por ej, las preguntas respectivas a los gobernantes del reino, o del senado, o del gobierno actual. O las comunidades autónomas.

No será más importante para alguien que quiera ser español, que hable el idioma, lo escriba o se exprese claramente y sobre todo que no sea un delincuente, que ya de eso estamos surtiditos también aqui. De que importa todo lo demás.

Me deja todo esto, que los inmigrantes tienen razón, es algo discriminatorio.

Yo, cuando pasé por esta experiencia, no tuve que rellanar ningún cuestionario. Solo jurar lealtad al rey, sin perder mi otra nacionalidad. A la distancia, de que sirve que haya jurado lealtad, si no estoy en el ejército, ni soy funcionaria, ni nada de eso. No lo voy a insultar, porque a mí no me ha dado motivos, pero tiene algún valor lo que me obligaron a hacer ¿? Ninguno, paja de papeles.

Pero si hubiera tenido que rellenar este cuestionario, con este resultado, 21 sobre 26, la hubiera obtenido o me hubieran deportado? Te animas a saber si tienes derecho a ser español… por aqui contesta el formulario.

Menuda tonterías por favor. Porque no se ocupan de otras cosas más importantes que estas estupideces.

Che pedrín, por las dudas aparece alguien y me fuerza con carácter retroactivo a mi concesión a hacer el cuestionario u otro similar, y no lo paso, ya le dije a mamá que me preparara la cama. No vaya a ser que aparezca un iluminado que se le ocurra la idea.

Etiquetado: / / / / / /