Exceso de libertad

Se puede tener exceso de libertad? pues parece que si. Cuando uno es solo, sin cargas familiares, puede hacer lo que se dice vulgarmente “lo que le de la real gana”. Y tengo que confesar, que a veces es un problema. Bueno problema no, pero un incordio. Estamos acostumbrados o educados, en las normas, en…

La culpa es del Autocad

22 de marzo de 1991: hace hoy exactamente 25 años, que aterrice aquí para tomarme un año sabático. Con una maleta, un bolso, dos mil quinientos dólares y una American Express. Mi casa en Buenos Aires, la cubrí con  sábanas, con la intención que en un año no se llenara mucho de polvo. Volví recién a…

De plataformas, manifestantes y mas yerbas

Algo que siempre me maravilla cuando visito Buenos Aires, es lo folclórico que es. Siempre lo ha sido, pero uno esta tan acostumbrado al viejo continente y lo políticamente correcto, que resulta divertido ver cosas distintas y delirantes.   Por ejemplo, todos los zapatos son de plataformas. Si, todas las mujeres de esta ciudad, aman…

Dulce decadencia y el sistema solar

He estado unos días fuera. Sinceramente no me gusta viajar sola, pero a veces es inevitable.  Aunque tengo que reconocer que cada vez me organizo mejor. Porque hago lo que se me viene en gana, con el horario y los sitios. Da gusto vagar sin rumbo fijo. Salia con un plan y según como se…

Yo tendría que vivir en México

Y tu pensarás, porque? Se habrá enamorado de un mexicano? le gustará Cancún? querrá comer siempre tortitas? Pues no, nada de eso. No conozco México aunque me encantaría conocerla, sobre todo los Cabos. Cada vez que veo una foto de ahí, pienso lo mismo “quien pudiera”. Yo tendría que vivir en México, simplemente,  porque el…

Museo Carmen Thyssen

Si eres habitual de mi blog, sabrás que me encanta la pintura, y amo ir de museos. Si repito mis destinos, también los museos. Eso me pasa en París. Suelo ir una vez al año, y siempre que voy, visito el Louvre. Aunque luego de 22 años de este ritual, este julio pasado he decidido…

La dificil vida del turista

Ser un turista es sacrificado. Uno se levanta temprano, mal come, no para de caminar, de subir escaleras, de pasar frío o calor, en definitiva, tiene una vida difícil y dura. Desde que uno planea un viaje, ya tiene la agenda llena de actividades. Causa por supuesto de un estres que cuando uno regresa, necesita…